lunes, 2 de octubre de 2017

TRES PLAYLIST MEJOR QUE UNA




Tengo a un lanzador de hachas subido a la azotea. Le he pagado su precio en oro; con canciones. Y cada mañana las lanza al horizonte, donde asoma Collserola, partiendo nublos y espesas mañanas grises en busca del sol candescente.
He montado un altar junto a él lleno de hojas de sabia, tomillo en flor y restos del abordaje Itálico. Donde cada día en una ceremonia de bendición, rezo y brindo con una sápida copa de Rosso de Montalcino de Uccelliera.


Daniel Wylie; quien fuera fundador de los oclusos Cosmic Rough Riders, y Alasdair MacLean. Pespuntean con guitarras la ceremonia del amanecer: un día más, otras campanadas, y el jolgorio de los escolares llueva o nieve.
Esos mismos que tiñen de añiles tonos y otoñales mañanas los gritos del borracho moribundo nocturno. Quien usa ese nimio porcentaje de energía. No en caminar medianamente recto. Sino en despotricar por decreto, todo aquello que la normalidad natural de la vida nos ofrece.
Tan puta como quien le paga favores a costa de mantenernos vivos. Lo mismo da que en pleno orgasmo sexual, Hallelujah!! Que en un desenlace de barbarie testosterónica . Al final, todo da un poco igual. Es más o menos lo mismo que quien se deja llevar por la inercia del desnivel hacia el precipicio. Un poco como dejar muertos los brazos y cuesta a bajo cabizbajos, esperar que todo se solucione por gravedad.


Nosotros en cambio; si sois de los míos: De los que aun creéis que el pensamiento taciturno copa en mano y salmo en llanto; eso que la naturaleza nos regaló para buen uso. Y ese mismo carácter natural y salvaje, que en equilibrio nos hace inigualables para por lo menos aprender de nuestras fabulosas diferencias.
Nos hemos puesto en mano de las canciones y esos frascos contenedores que son los discos. Porque sí amigos, las canciones son como esa cana que destaca sobre el negro tizón del acetato: llámese disco, archivo o cedese.
Aquí presentes no solo un desfile marcial de tonadillas, serenatas y alegramañanas para bailar, gritar y sudar; también para pensar. Ni que sea en la penuria que ya de por si supone, cantar al mal tiempo o pretender hacer de la farándula un honroso sustento. Todo un mérito con los tiempos que corren o eyaculan. Sí sí sí....


Por ejemplo: Y sin ir más lejos que al cambio de milenio; año 2000 en curso. La banda Escocesa Cosmic Rough Riders publicaba su obra definitiva: Enjoy the Melodic Sunshine y fichaba por el sello de Alan McGee; Creation.

DANIEL WYLIE'S COSMIC ROUGH RIDERS_SCENERY FOR DREAMERS


Dos años más tarde su fundador abandonaba la banda, fruto de la codicia y protagonismo a raíz de su espontáneo éxito. Y la ambición del resto de músicos que le acompañaba; por eso es evidente el cambio visible de estilo y sonoridad de Cosmic Rough Rides pre_2003, y posterior hasta ese año.
Y si a la ya poca popularidad de la banda se le unen los malos rollos, tenemos a una banda esencial en calidad y significativa del Scotish Sound de los 90 al traste.

Por suerte y aun a costa del anonimato, Daniel Wylie siguió componiendo y grabando: The High Cost of Happiness/2007, Chrome Cassettes/2015. Y su más flamante regreso SCENERY FOR DREAMERS, arropado por un grupo de músicos a la altura y dispuesto a por lo menos, dejar constancia de la grandeza de su talento. Ese testimonio que por suerte nos vuelve como un boomerang, para recordarnos quienes somos y de donde venimos.
Neil Sturgeon (Goldenhour), Johnny Smillie (Thrum) y Jim McCulloch (BMX Bandits, Soup Dragons), junto al menudo Daniel Wylie se han sacado de la manga; ahora que ya nadie se acordaba de él. Un puñado de canciones dignas de los momentos más álgidos de aquel fantabulósico Enjoy the Melodic Sunshine, con un pequeño y significativo matiz: Si aquel maravilloso disco apelaba al amor incondicional por la psicodelia y algo de hippismo. Este Scenery for Dreamers saca de cada nota, un arco iris powerpopero tan luminiscente, que con cada escucha podría prorrogar el final del verano hasta las campanadas.

Si creíste algún día que llorarías por los arpegios vocales de los añorados primeros Rough Riders. Verás que las guitarras que guarnen este esperadísimo disco, encajan con la voz de Daniel como una abeja a su flor.
Canciones que emulan a “Revolution (in the Summertime?)”, como “Jingle Jangle Morning”. Y otras que se van de la mano con los Teenage Fanclub, Big Star o el Neil Youg más vigoroso. En una polisintonía de Pop de alma rockera que exfolia cualquier signo de caducidad de géneros madre. “I Hear you Call my Name”, “Rope (Everybody Lies)” y “Lucky Find” lo certifican.
A Dream About you”, “Full Moon on the River” o la preciosa “(Won't you) Just Smile”, ponen el contrapunto a posiblemente, uno de los mejores discos de Pop a la Americana en bastantes años. Y que por derecho nos gana a otro músico más; de los esenciales para comprender donde nos hallamos.


THE CLIENTELE_MUSIC FOR THE AGE OF MIRACLES

De Alastair podríamos decir algo parecido. Sobretodo ahora que tanto ha aflorado ese mismo Pop quebradizo de aires bossa con bandas como: Real State, Beach Fossils, Horsebeach e incluso Destroyer. No es que en estilo se parezcan estrictamente, pero sí en sensaciones o emanaciones melódicas.
La vuelta del lánguido Pop, es ese equilibrio necesario que todo hijo de madre necesita; si no es que queremos convertirnos en el típico y conformista amante de sonidos neutros. Y es justo en ese momento cuando THE CLIENTELE entran en escena: Paliativo de felicidades sin timón y tristezas lacrimógenas, sin por lo menos el mínimo objetivo terapéutico. Que sí, que en la variedad esta el placer regenerativo.
Sobretodo cuando al prestarle una escucha, llegas a la conclusión de que hoy por hoy. No hay banda que logre el clímax tan auténticamente emotivo como Alastair con su voz y su guitarra.
La inclusión de una sección de cuerdas casi orquestada. Que eleva el vuelo de las doce canciones que componen este regreso, tras 7 años sin publicar un largo; (sin contar su proyecto de Amor de Días de hace cuatro años). Lo hace ya no solo más interesante, puesto que el valor de las composiciones recuperan la inspiración de God Save The Clientele/2007. Sino que nos devuelve a una banda que legitima ese tipo de pop con referencias sesenteras, domésticas y confortables. No por actitud, sino por inspiración a la hora de componer y construir un disco que se escucha desde el placer y la melancolía más imperecedera.


LAND OF TALK_LIFE AFTER YOUTH

Otro disco que nos recupera sonidos que por aquí ya deambularon hace cuatro años de forma tardía; cuando debutó con su Applause Cheer Boo Hiss del 2006, es la Canadiense Elizabeth Powell.
Desde entonces ha publicado un álbum más, donde contaba con la colaboración de Patrick Watson, Wintersleep, Stars, Arcade Fire o Besnard Lakes en base a varios de sus miembros. Y este nos ha reclamado la atención por ser uno de los pocos signos de vida que ha dado Sharon Van Etten en un dúo vocal con ella en “This Time”; el segundo corte del disco entre otras.

Un disco de pura intensidad, que la reafirma como una de las voces más interesantes, veraces y sinceras de nuevo cuño. Y no es de rigor pensar que son sus múltiples colaboraciones o la de Sharon en este caso, las que deberían acrecentar nuestro interés.
LAND OF TALK tiene como gran virtud, esa facilidad para hacernos despreciar esa mala fama que siempre ha arrastrado el IndieRock Americano en manos de féminas. Cuando muchos creen que si no se va a los extremos, todo queda en una repetición de esquemas que se acaba agotando. Porque Life After Youth nos da de nuevo una nueva lectura sobre la hoja de ruta de Elizabeth.

Alejado del rudimentario tobogán lleno de aristas que suponía su anterior disco, mucho más abrupto y en consonancia con la faceta más rockera de Heather Nova; por ejemplo. Life After Youth nos arroja una luminosidad de esas que realza Indie Rock hacia lindes poperas; o si se quiere sugerentes.
Hermoso conforme las escuchas se repiten, “This Time” explota como un hit enfermizo. “Yes you Were” lo recalca, y “Spiritual Intimidation” se erige con la altivez de las canciones que presienten eternas. Después viene cuando flirtea con otro tipo de atmósferas donde su preciosa voz cobra el protagonismo que se merece. Y consigue que música y voz se equilibren en consenso ecuánime: “Heartcore”, la sigilosa “Inner Love” o “Macabre”.
LIFE OF YOUTH es un álbum completo, de esos que sin estridencias ni hervores desbordantes consigue el punto exacto de sabor, aroma, texturas y deliciosidad que se necesita. Saciante!!
Y para acabar. Antes de dar por concluso este pica pica de canciones y verborrea. Con el único objetivo de curarnos arañazos e ilustrar el escaparate de buenas propuestas, preparados para el desenlace final de este 2017. No me quería despedir sin hablar de este señor, entre la infinidad de cebos que contiene esta tumultuosa Playlist trimestral.
Hay tiempo suficiente para atemorizarse con la juvenil remezcla de ORIELLES. Dejarse llevar por esa misma jovialidad pero en clave de guitarras de CENDE; el otro proyecto del batería de LVL UP. Y hasta volverse un poco superficial y pretender rellenar nuestro MP4 con el simple ánimo de acompañar nuestros viajes al trabajo. No Judgenemt Please...

JOHN MURRY_A SHORT HISTORY OF DECAY


Pero caray, no me iba a marchar sin más. Teniendo a buenas en estas ya pasadas y añoradas vacaciones, uno de mis más lucrativos bálsamos. Que no solo de paisajes en silencio y cánticos de grillos barítonos vive el hombre.
Luego están los salmos. Esas canciones con sus autores, que nos bajan a los infiernos de nuestra introspección. John Murry, este hombre hecho y derecho con semblante de pocos amigos pero más bueno que el pan de trigo. Tiene esa barita mágica para llevarnos allí donde nuestros sueños se perdieron, entre desvanes, habitaciones a cal y canto, y algún que otro desamor.
Y también como quien partió de viaje sin billete de vuelta, que regresa cinco años más tarde con un disco para amar.

El de Tupelo (Missisipi), esta vez establecido desde hace años en Kilkenny (Irlanda). Y con la ayuda de un ExCowboy Junkyes (Michael Timmins) más la de Josh Finlayson (Skydiggers) y la inconmensurable Cait O'Riordian (The Pogues) al bajo y las voces. Nos trae un disco entre lo lúgubre, lo intimista y porque no, ese halo flotante místico que tan bien se le da a Mark Lanegan; pero en clave de Folk.
Diez temas con algún destello altisonante como gancho: “Under a Draker Moon” o “Defacing Sunday Bulletines”. Pero que en general, brilla más por los pasajes introspectivos.
Pese a ser un disco de esos que detiene el tiempo, y lo difícil que eso puede ser ahora. Contiene esa magia entre Bill Callahan y Mark Lanegan, para dotar a todas sus composiciones de una amargura sostenida que invade y traspone a la vez. Canciones como siempre me empeño en resaltar: que modulan los estados de ánimo entre la tensión y la calma, siempre necesaria. Un ejercicio de ambivalencias y contrastes sin el cual yo no podría subsistir.
Wrong Man” y su descenso hasta lo más primario del Blues. O la terapia de romanticismo infinito que trae consigo “When God Walks In”, si tenemos en cuenta el crudo relato de hechos pasados que arrastra cada una de las canciones: Un autismo no diagnosticado, el abandono, la adopción y la muerte. Y un desenlace entre las drogas y la cárcel, que fue lo que dio lugar a este autobiográfico trabajo, cinco años más tarde.
Quizás así se entiende mejor la mecánica de este disco y el heroísmo de sus textos.

La magnífica “One Day (You'll Die)” puede ser la mejor ilustración del carácter oblicuo de las canciones de este disco. Que absorben de verás cuando es el zoom, quien enfoca el grano grueso de su impresionismo primitivo. La áspera “Countess Lola's Blues” y el concluyente cierre y apertura de esta cinemátográfica colección de canciones con: “What Jail is Like” o “Silver or Lead”. Que capturan con una rotundez absoluta, el carácter crudo, verdadero y explícitamente esencial que domina el disco de principio a fin.
Imposible inundarse de esa sensación sin atreverse a navegar por él sin brújula ni salvavidas.

Y si ves que discos como éste: de penitencia absoluta. O los otros de melancolía autoinflingida no son suficientes, o se exceden en calma, cuando es la agitación la que grita desde dentro.
No hay mejor remedio que ponerse los patines de


CENDE_# HIT SINGLE

Y tirarse cuesta abajo con los ojos vendados, como quien quiere llenar los pulmones de aire hasta caer en desmayo.
Porque sí amigos. De discos energizantes hay muchos para desconectar el sistema, de la inmundicia que desfila ante nosotros. Pero además, los hay que rentabilizan y cotizan al alza la ferviente y olvidada eléctrica. Y tiran de la funcionalidad más nativa en su talento para soliviantarnos el alma.
Es escuchar “Bed”, “What I Want” o “Good Crime”, y caer en la cuenta de que a veces solo basta con dar con el punto de cocción exacto. Ese punto entre lo crocante y sabroso que le da equilibrio a la melodía fácil con chicha. Canciones de apariencia simple que dan en el clavo como lo hicieran Pixies, los primeros New Pornographers u otras tantas minúsculas bandas, por alejadas que parezcan en su discurso.
Música hecha con la tripa y el terciopelo de nuestros brazos: A veces erizado, y otras hipesensible buscando la caricia.
CENDE ha hecho de un puñado de temas; pues solo tienen dos discos cortos o Ep's en curso. Un temario que regula la intensidad con furia y sensibilidad a partes iguales. Pero que es imposible desecharlos como uno de los mejores aciertos del presente año, junto a Rozwell Kid. Vitaminas para la mente que levanta la impotencia reinante en el mundo de la comodidad. Y que además, como gran mérito: Saben como nadie unir lo extremadamente Pop, con la gasolina guitarrera que algunos necesitamos como el pan nuestro de cada día.


BESOS, AMORES, Y ABRAZOS COARRUGADOS!!

00-THE ORINELLES_Sugar tastes like salt (radioactive man rmx)
01_NITE JEWEL_the answer
02-CHAD VANGAALEN_MIND HIJACKERS CURSE
03-WAXAHATCHEE_silver
04-ROZWELL KID_wendys trash can
05-CENDE_what i want
06-LO TOM_overboard
07-SHEER MAG_expect the bayonet
08-TERBUTALINA_ninguén che quere
09-DANIEL WYLIE'S COSMIC ROUGH RIDERS_jingle jangle morning
10-MISE EN SCENE_light in the night
11-MORRISSEY_spent the day in bend
12-SPLASHH_see through
13-ALVVAYS_plimsoll punks
14-EPHRATA_tunguska
15-ELF POWER_sniper in the balcony
16-DEAD PARTIES_93
17-MALE GAZE_if u were my girl
18-JOHN MURRY_defacing sunday bulletines
19-LAND OF TALK_loving
20-THE BLACK WATCH_orange kicks
21-PAPERNUT CAMBRIDGE_the alex chilton song (fet citizen helene)
22-THE CLIENTELE_falling asleep
23-NIGHTLANDS_depending on you
24-ANATHEMA_endless ways
25-CIGARETTES AFTER SEX_K...
26-BROKEN SOCIAL SCENE_hug of hunter
27-STARWHEEL_through my window
28-THE MOUNTAIN GOATS_we do it different on the west coast
29-THE GREASE ARRESTOR_hangover

5 comentarios:

  1. Para recibir el sample serán únicamente por petición o vía facebook
    INSTRUCCIONES:
    1_ Enviar un comentario únicamente con una dirección de email
    2_ Los comentarios con la petición no se publicaran y se borraran inmediatamente de la base de datos

    3_ Los comentarios de agradecimientos , saludos o cualquier otra cosa se publicaran como siempre , estos últimos sin ningún tipo de dato personal.(No está de más comentar para confirmar que nos han llegado los envios)

    Perdonad las molestias y si no entendéis algún paso no dudeis en preguntar. SALUDOS!!

    ResponderEliminar
  2. Es acertadísimo lo que dices de Daniel Wylie. Del resto voy escuchando cosas. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Johnny. Bajarse el sample y dejar que suene es una buena opción para que sin saberlo nos asalten las melodías.

      Eliminar